Se Habla Espanol
206.430.6096

Abogado de Muerte por Negligencia de Seattle

Committed to protecting the legal rights of victims everywhere

ABOGADO DE MUERTE POR NEGLIGENCIA DE SEATTLE Y WASHINGTON

No hay nada como perder a un ser querido, especialmente cuando esa muerte fue el resultado de las acciones imprudentes o negligentes de alguien más y posiblemente pudieron ser prevenidas. Si bien el impacto emocional es devastador, los impactos financieros pueden ser severos y de largo alcance. Muchas familias se encuentran luchando para pagar los costos médicos y los gastos funerarios, mientras que al mismo tiempo enfrentan ramificaciones duraderas resultado de la pérdida de ingresos y apoyo financiero. En el bufete de abogados Khan, nuestros abogados de lesiones personales de Seattle entienden los impactos que este tipo de muerte puede tener en los familiares supervivientes, y nuestro objetivo es ayudarlos a obtener la justicia que merece tu ser querido, mientras que nos aseguramos de que sus supervivientes sean proveídos de la forma que hubieran querido.

Tipos de Reclamos de Muerte por Negligencia

Perder a un ser querido como resultado de un accidente o lesión involuntaria es un evento traumático, el cual desafortunadamente se ha vuelto común para un número creciente de familias, tanto en Washington como en todo Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las muertes accidentales y por lesiones involuntarias se han convertido en la cuarta causa de muerte en nuestra nación, afectando a más de 130,000 personas y sus familias cada año. Los siguientes son algunos de los tipos más comunes de casos de muerte por negligencia reportados por los CDC:

  • Muertes causadas por accidentes de automóvil, camión o motocicleta;
  • Muertes por accidentes de bicicleta y peatones;
  • Muertes resultantes de accidentes de responsabilidad del local, como resbalones o ser golpeado por o contra un objeto;
  • Muerte por responsabilidad del producto, resultantes de productos defectuosos;
  • Muertes causadas por errores de negligencia médica;
  • Envenenamientos involuntarios;
  • Muertes por ahogamientos, recreación y deportes;
  • Muertes causadas por lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.

En demasiados casos, se podría haber evitado una muerte por negligencia y con frecuencia son las acciones o la pasividad de otra parte las que son responsables en última instancia.

Causas de Muerte por Negligencia

Cuando muere un ser querido como resultado de lesiones accidentales o debido a la conducta imprudente o negligente de otro, los familiares supervivientes pueden tener derecho a una indemnización ya sea a través de un reclamo de seguro o al presentar una demanda de muerte por negligencia. Bajo los estatutos de muerte por negligencia del Estado de Washington (RCW 4.20), padres, cónyuges, hijos y otros beneficiarios del fallecido pueden tener derecho a indemnización, lo cual incluye el reembolso de los costos reales asociados con los gastos médicos y funerarios, así como la compensación por dolor y sufrimiento, la pérdida de la compañía y la pérdida de salarios, futuras ganancias y beneficios que el ser querido fallecido habría proporcionado. Bajo la ley estatal, hay tres causas de acción por las cuales se puede presentar una demanda de muerte por negligencia:

  • Muertes resultantes de actos ilícitos, que incluye actos de violencia y comportamientos ilegales, como conducir en estado de ebriedad. Este tipo de reclamo de muerte por negligencia puede presentarse independientemente de si la persona acusada fue imputada o condenada por cometer el delito.
  • Muertes por defecto, que involucra muertes que de otra manera no hubieran ocurrido si no fuera como resultado de otro acto.
  • Muertes resultantes de negligencia, en las que se produjo una muerte injusta como resultado de otra acción imprudente, incumplimiento de los requisitos y regulaciones estándar de seguridad, o no advertir a otros sobre condiciones potencialmente peligrosas.

Qué Hacer Después de una Muerte por Negligencia

Cuando ocurre una muerte por negligencia, los miembros de la familia supervivientes a menudo están en desacuerdo sobre qué hacer o a dónde acudir. Es posible que no estén seguros de cómo y por qué ocurrió realmente la muerte de su ser querido, además de no saber quién es la persona principalmente responsable de esa muerte. Los pasos por seguir después de un accidente o después de lo que usted sospecha es una muerte por negligencia incluye lo siguiente:

  • Reunir evidencia en la escena del accidente. Cuanta más evidencia reúnas, y cuanto antes lo hagas, más probable será que tengas un caso sólido. Si puedes, obten información de los testigos, toma fotos de la escena del accidente y los daños, y toma notas sobre lo que sucedió.
  • Toma nota de los detalles que rodean la muerte de tu ser querido, como lo que estaban haciendo antes y en el momento en que ocurrió el accidente o la lesión;
  • Haz una lista de todos las personas, compañías, productos o lugares que puedan haber estado involucrados;
  • Conserva los estados de cuenta, facturas y recibos médicos que tengas relacionados con la atención que recibió tu ser querido;
  • Reúne todos los documentos de seguro que tengas y notifica a tu representante de la compañía de seguros inmediatamente;
  • Contacta a un abogado con experiencia en casos de muerte por negligencia lo antes posible, antes de hacer cualquier declaración y antes de firmar cualquier documento de liquidación de seguro.
  • Presentar una demanda de muerte por negligencia implica tomar las medidas necesarias para descubrir situaciones o condiciones que pueden no ser obvias, mientras se adquiere la evidencia necesaria para demostrar que la otra parte tuvo la culpa. Cualquier información que puedas proporcionar ayudará a tu abogado a presentar una demanda de muerte por negligencia más sólida.

Cómo un Abogado Puede Ayudarte a Obtener una Indemnización por Daños

Cuando tienes un ser querido que ha muerto como resultado de las acciones imprudentes o negligentes de otro, es importante saber que no estás solo. Si bien ninguna cantidad de dinero puede aliviar tu dolor y sufrimiento o traer de vuelta a la persona perdida, un reclamo de muerte por negligencia le puede dar a tu familia un sentimiento de justicia al mismo tiempo que garantiza que se les provea de la forma en que tu ser querido hubiera deseado. Nuestros abogados de muerte por negligencia en Seattle pueden ayudarte a lo largo de este difícil momento y apoyarte a obtener la indemnización a la que tienes derecho. Las formas en que ayudamos a los clientes incluyen lo siguiente:

  • Representar tus intereses con las compañías de seguros y negociar los montos de liquidación
  • Proporcionar una investigación exhaustiva de la muerte de tu ser querido, que puede incluir obtener informes de incidentes y de la policía, recolectar secuencias de video y tomar declaraciones de testigos;
  • Obtener los registros médicos y declaraciones de los proveedores médicos sobre el alcance de las lesiones de tu ser querido y el papel que desempeñaron en su muerte;
  • Recopilación de facturas médicas y del hospital, así como recibos de la funeraria para mostrar el monto total de los gastos reales asociados con su muerte;
  • Recolectar registros financieros y declaraciones de los empleadores para mostrar el impacto financiero resultante de la muerte de tu ser querido;
  • Tomar declaraciones de amigos y familiares acerca del impacto emocional que tuvo la muerte de tu ser querido en sus supervivientes.

Cuando te enfrentas a los efectos devastadores de la pérdida de un ser querido, necesitas un defensor legal fuerte y compasivo para garantizar que tus derechos e intereses estén protegidos. En el bufete de abogados Khan, proporcionamos la representación agresiva que tu familia necesita para obtener justicia para tu ser querido, responsabilizando a las partes responsables y ayudándote a obtener la indemnización que tu familia necesita para recuperar. Llama o ponte en contacto con nuestra oficina en línea hoy mismo para programar una revisión gratuita de tu caso.